sábado, 27 de julio de 2013

Destitución de Agustín Jarquin, un nuevo atropello contra la Constitución






El día de hoy hemos conocido la resolución del ilegal e ilegítimo Consejo Supremo Electoral en la que anuncia la destitución del Ing. Agustín Jarquín Anaya de su escaño en la Asamblea Nacional, argumentando que ese espacio le corresponde al partido oficialista.

No existe ninguna disposición constitucional o legal en Nicaragua que afirme que un escaño le pertenece a un partido.  Ni existe disposición alguna que le conceda al Poder Electoral atribuciones para cancelar la diputación a una persona electa. Esta es una destitución ilegal, como lo fue la de Alejandro Bolaños en el período pasado y Xochilt Ocampo en las semanas pasadas.

Esta nueva arbitrariedad e ilegalidad se suma a las realizadas por quienes usurpan el Poder Electoral: cuatro fraudes electorales, la inscripción de la candidatura de Daniel Ortega y candidatos a alcaldes contra prohibición expresa de la Constitución, la cancelación de la personalidad jurídica de los partidos MRS, UDC y Partido Conservador, la cancelación de candidaturas a diputados y diputadas de partidos opositores, la manipulación de las estructuras y la institucionalidad electoral para favorecer al partido orteguista y la corrupción administrativa de la que se han conocido abundantes pruebas.  

Tras la mano de los usurpadores del Consejo Supremo Electoral se encuentra la voluntad dictatorial de la familia Ortega y la vieja política de la dictadura somocista de castigar a quienes disienten, se oponen o se manifiestan en forma alguna de manera diferente a sus designios.

Este nuevo atropello ratifica la necesidad imperiosa de realizar una limpieza a fondo del Poder Electoral, un cambio total de los magistrados ilegales, una reforma completa al sistema electoral que le devuelva la honradez, imparcialidad y apego a la ley que el pueblo nicaragüense merece y demanda.  

El MRS convoca al pueblo nicaragüense a continuar luchando para liberar a Nicaragua del yugo de la dictadura Ortega Murillo.    

Managua, 27 de julio de 2013