miércoles, 9 de octubre de 2013

Una reforma a la seguridad social debe ser justa y solidaria







A principios de este mes, funcionarios del régimen de Ortega presentaron a los empresarios organizados en el COSEP y a sindicatos oficialistas, su propuesta de reforma a la seguridad social.  Hasta hoy, esa propuesta no ha sido presentada formalmente al pueblo nicaragüense, a los asegurados y aseguradas, a pensionados y pensionadas que se verán afectados por esas decisiones. El orteguismo pretende escamotear esta discusión para evitar la reacción del pueblo nicaragüense.

El planteamiento del régimen para resolver la crisis financiera del INSS, se basa en los siguientes puntos principales: 

  • Ajustar las pensiones modificando la forma de calcularlas.  Dicho de manera más clara, quienes se jubilen después de esa reforma, recibirán una pensión menor a la que actualmente tendrían derecho si se jubilarán con la actual ley y reglamento del INSS.
  • Ajustar las pensiones mínimas, desvinculándolas del salario mínimo, lo que significa que se irán reduciendo en el tiempo, llegando a ser menores que el salario mínimo.
  • Elevar las cotizaciones a los empleadores hasta un 3% en tres años.
La intención del régimen es dañina a los intereses de las personas aseguradas y pensionadas, pues pretende disminuir sus pensiones actuales y futuras para resolver la crisis financiera del INSS.

Según el economista independiente Adolfo Acevedo, alguien cuyo salario actual sea alrededor de 10 veces el salario mínimo y que haya cotizado 17 años, recibirá una pensión reducida en un 53%, respecto a la que recibiría según la formula actual.  La propuesta de Ortega pretende sacarles el dinero de la bolsa a las personas jubiladas y pensionadas, en el momento en que más lo necesitan.

Por otra parte, el incremento de la cotización a los empleadores afectará a la pequeña y mediana empresa, elevando sus costos y su gasto en planilla, disminuyendo su capacidad de crear empleos.

Desde el MRS presentamos, en junio de este año, nuestra propuesta de reforma a la seguridad social.  Queremos subrayar algunos aspectos esenciales de esa propuesta:
  1. Cualquier decisión que se tome con la seguridad social debe ser objeto de una amplia consulta con el pueblo nicaragüense y debe ser aprobada mediante una reforma a la ley.  Rechazamos cualquier medida administrativa sobre un asunto de interés de decenas de miles de nicaragüenses.
  2. Rechazamos cualquier incremento en las cotizaciones y cualquier intento de reducir el monto de las pensiones actuales y futuras.  Debe conservarse el método actual de cálculo de las pensiones, su vinculación al salario mínimo, realizando incrementos de acuerdo a la inflación y al deslizamiento de la moneda. 
  3. La reforma a la seguridad social debe incluir la creación de un mecanismo que facilite y estimule la afiliación de las personas que trabajan por cuenta propia o que tienen una actividad económica independiente. 
  4. Una reforma a la seguridad social debe establecer que las inversiones del INSS deberán obtener un rendimiento acorde a los rendimientos del mercado y tener garantías suficientes y adecuadas, que permita una recuperación adecuada para alimentar las reservas del INSS.
  5. Garantizar una atención de salud de calidad en todas las empresas previsionales públicas y privadas
  6. La reforma debe incluir, además del pago de la deuda del Estado al INSS, el pago de la deuda corriente para evitar que se acumule una deuda adicional.
  7. La rendición de cuentas periódica y la transparencia en la totalidad de las operaciones que realiza el INSS es indispensable para garantizar el buen uso del dinero de los trabajadores y trabajadoras. 
  8. La reducción de los gastos administrativos de forma que no sobrepasen el 6% del total recaudado en el año vencido.
Ninguna de las propuestas realizadas por el régimen ha contemplado el grave problema que significa el envejecimiento de la población en condiciones de pobreza y precariedad. Hace falta establecer una política pública para apoyar a los adultos mayores y resguardarlos de la miseria y las necesidades.  La propuesta íntegra del MRS fue introducida como un proyecto de ley en la Asamblea Nacional y se puede leer una síntesis  presionando este vínculo.