miércoles, 26 de marzo de 2014

Nicaragua necesita un cambio total de árbitros.





En la Asamblea Nacional se ha formado una comisión especial para el nombramiento de 54 cargos vencidos que son ocupados ilegalmente, en virtud de un decreto de Ortega.


De todos ellos, dos grupos son especialmente importantes para el pueblo nicaragüense: los magistrados del Consejo Supremo Electoral y los de la Corte Suprema de Justicia.  Los primeros encargados de desempeñarse como árbitros en los procesos electorales y los segundos de arbitrar en los conflictos entre particulares o de éstos con las instituciones.

Es del conocimiento público que los árbitros electorales han sido responsables directos de 5 fraudes electorales en fila, ampliamente documentados, denunciados y repudiados por el pueblo nicaragüense.

También, no es un secreto que, el sistema judicial está gravemente minado por la corrupción y la parcialización oficialista, lo que quedó completamente en evidencia en el caso del cambiolín de cocaína a talco para salvar el pellejo del hermano de un boxeador afín al régimen. Muy pocos tienen fe en un sistema judicial que no resuelve conflictos durante años, que libera a culpables y condena a inocentes, y que incluso se atrevió a reformar la Constitución ilegalmente para satisfacer las ambiciones reeleccionistas de Ortega.

No se puede confiar en que habrá juego limpio con los mismos árbitros que han cometido esos desmanes.

Restablecer la confianza en los procesos electorales es esencial para la paz política del país.  Restablecer la confianza en el sistema judicial es esencial para asegurar la paz social. 

Para ello, se impone el cambio total de magistrados electorales y judiciales, por personas honestas e independiente que hagan valer el voto de cada nicaragüense y su aspiración de justicia imparcial. 

Ortega está dispuesto a ceder algunos cargos en cada uno de esos órganos del Estado, pero se asegurará el control de la mayoría absoluta en cada caso, para volver por el camino del fraude electoral y seguir con la manipulación de la administración de justicia.

Pero, hay quienes piensan que dos o tres magistrados electorales opositores, pueden hacer una diferencia. Si queremos saberlo, basta recordar la reciente elección en la Costa Caribe que el PLI y YATAMA calificaron de fraudulentas. En ambas regiones, en no pocas circunscripciones, los consejos electorales eran presididos e integrados por fuerzas opositoras al régimen, pero fueron impedidos o no pudieron evitar ese nuevo fraude.

¿Qué creen que pasará con los magistrados opositores en un Consejo presidido por Roberto Rivas e integrado por una mayoría dependiente de la voluntad política de Ortega?

Por eso hemos dicho que hay pasos previos para asegurar una buena elección de magistrados electorales y judiciales.  El diálogo es uno de ellos.  Los obispos han mostrado y manifestado su voluntad de sentarse con Ortega a conversar sobre los problemas que aquejan al país y a los nicaragüenses.  Ese diálogo podría ser el preludio de uno más amplio, si Ortega tuviese la voluntad de enrumbar el país por otro camino, el del respeto a la voluntad popular y la legalidad.

Hasta ahora, todas las señales apuntan a que habrá más de lo mismo: Ortega y su régimen tratando de buscar legitimidad, haciendo como que cambiarán algo, para no cambiar nada.
 


viernes, 21 de marzo de 2014

Diputados del MRS demandan diálogo para elegir cargos del CSE.



 Los dos diputados del MRS, Víctor Hugo Tinoco y Enrique Sáenz, en la Asamblea Nacional, votaron en contra de la convocatoria oficial para reunir a los candidatos a ocupar los últimos 29 cargos vencidos en los poderes e instituciones del estado.   La bancada del PLI afirmó que apoyará el proceso de la comisión especial.

Víctor Hugo demandó un diálogo para "contar con un Consejo Supremo Electoral honesto y confiable para todas las partes. La confianza en el CSE no sólo tiene que ver con la confianza en los resultados electorales, sino que con la inversión, la seguridad, combate al desempleo y pobreza. No compartimos la posición de que hay que proceder a elegir los cargos sino que debe convocarse a un diálogo nacional que puede contar con la mediación o intermediación de la Iglesia, que ha dicho que ya está lista, producto de eso podríamos sacar un CSE en el que todos tengamos confianza", expresó Tinoco.

Víctor Hugo expresó a los periodistas que “este es el segundo capítulo del fraude, cuando vos te auto asignastes 15 diputados o más, fue para elegir ahorita a todo lo que quisieran y tener un CSE subordinado a tu partido, que si le orientas al CSE que haga fraude, va a hacer fraude”… “Nosotros no estamos de acuerdo en que todo siga igual. Nosotros creemos que la solución es que el gobierno se siente a dialogar ya con la Iglesia”.

En la sesión de este viernes, solamente el MRS votó en contra de la conformación de la comisión especial controlada por el orteguismo.
 

El derecho a la salud también está enfermo.



 Tres médicos del hospital "Hilario Sánchez" de Masaya están siendo amenazados con el despido por haberse negado a atender a pacientes del INSS en horario del sistema público gratuito. No hace much...o, otros médicos fueron despedidos arbitrariamente del hospital de Ocotal con graves consecuencias para la salud de varios pacientes.

Los trabajadores y trabajadoras de salud, incluyendo a los médicos, son presionados más allá de sus posibilidades, capacidades y obligaciones. La ministra ha ofrecido como solución un plan de despido enmascarado como "jubilaciones voluntarias".

Hay denuncias públicas bien fundamentadas que señalan que la muerte materna es realmente mayor que la reportada por las autoridades del MINSA. La ministra de salud y sus funcionarios suelen guardar silencio frente a éstos y otros problemas graves.

Todos los días mueren personas en Chinandega por insuficiencia renal crónica, un problema grave en el occidente del país. El plan del MINSA para enfrentar esta epidemia es completamente desconocido.

Hay largas listas de espera para cirugía en los hospitales. Mujeres y hombres con cáncer que requieren radioterapia hacen colas de semanas, para someterse a tratamiento con equipos viejos,de la tecnología más atrasada existente.

El Ministerio de Salud no publica cifras, ni estadistica alguna sobre la situación epidemiológica y los servicios prestados en las unidades de salud. El último boletín epidemiológico fue publicado en los primeros meses del 2013.

El MRS y diversas organizaciones de la sociedad civil hemos hecho propuestas para la atención de los pacientes con IRC, sobre la mortalidad materna, el presupuesto y el salario de los trabajadores de salud, la compra de un acelerador lineal para radioterapia, sin ser escuchados.

Todos los síntomas apuntan a que el derecho a la salud, como otros derechos, también está enfermo en Nicaragua.

miércoles, 5 de marzo de 2014

El silencio de Ortega




Hace unos días, el ministro de defensa ruso afirmó que Rusia instalará una base militar y tropas en Nicaragua.  Ortega ha guardado silencio, al tiempo que se ha asegurado que esto sea posible. 

En su reforma constitucional,  Ortega modificó el artículo que prohibía el estacionamiento de tropas extranjeras en nuestro territorio.  La Constitución, conforme las reformas de 1995, solamente admitía el paso y estacionamiento de naves, aeronaves y maquinaria con fines humanitarios.

En la reforma orteguista,  se afirma que “podrá autorizarse el tránsito o estacionamiento de naves, aeronaves, maquinarias y personal militar extranjero” no solo con fines humanitarios, sino también para “adiestramiento, instrucción e intercambio”.  Todas estas, modalidades para justificar la presencia de personal militar extranjero en nuestro país.

Nicaragua será así, metida en la nueva disputa geopolítica entre Rusia y los Estados Unidos, sin ganancia alguna a la vista y con muchas pérdidas seguras. 

Como suele suceder en este régimen, todo está en secreto.  Nadie conoce los acuerdos firmados en virtud de los cuales, el ministro ruso hizo esa afirmación.  La noticia circuló y Ortega guardó silencio, en aceptación de la veracidad de la misma.

Y no es el único silencio de Ortega, también lo ha tenido frente al  nuevo y también masivo fraude electoral en la Costa Caribe.  

En ambas regiones, el oficialismo hizo alarde del uso de los recursos del Estado y del control del aparato electoral, incluyendo los policías electorales.   

En ambas regiones, se recetaron más del cincuenta por ciento de los consejales  y no siendo suficiente, amenazaron con quitarle la personalidad jurídica a Yatama por no guardar silencio frente al fraude.  Ahora, Ortega tiene el control de todo lo que se mueve en las instituciones del país. 

En estos casos, en los que el régimen voltea la vista hacia otro lado, se sumen en el silencio y tratan de pasar por inocentes, se aplica certeramente una antigua máxima popular: el zorro se hace el muerto para robarse las gallinas.