miércoles, 13 de mayo de 2015

¡Queremos un internet libre!


El gobierno está cocinando un proyecto de Ley de Promoción y Desarrollo de la Red Nacional de Servicios de Telecomunicaciones de Banda Ancha,  para controlar el acceso a internet por parte de los nicaragüenses.

En 2014, Ortega en su proyecto de reforma constitucional incluyó varias disposiciones para controlar las comunicaciones, la información y el uso de internet y para obligar a las personas, organizaciones y empresas a mantener bases de datos y registros informáticos en el país, a la mano para la intervención del régimen.  Pero hubo amplia oposición a esa reforma y se logró su eliminación.

Ahora, el régimen revive su intento de controlar internet y la información, pues el monopolio que ha establecido sobre los medios de comunicación tradicionales no le es suficiente.  Más de 600,000 personas vieron el video de la captura del empresario Milton Arcia el viernes santo recién pasado, aunque los medios oficialistas bloquearon la información.

Internet es sinónimo de libertad.  Todos nos comunicamos a través de nuestros correos electrónicos, publicamos en perfiles de facebook o twitter, divulgamos nuestras ideas o acciones a través de blogs y videos, buscamos la información que queremos ver, leemos periódicos o revistas, vemos fotografías, nos comunicamos con amigos y parientes que están lejos.

También nos permite usar, guardar, enviar y compartir información de manera ágil y bastante segura para nuestros trabajos, empresas y organizaciones.

No queremos al gobierno espiando nuestros mensajes e información.  No queremos al gobierno censurando páginas de internet, cerrando perfiles de facebook y páginas web, desconectando el funcionamiento de la red para Nicaragua, cada vez que las redes sociales les estorben.

Queremos libertad de opinión, información y expresión.  Queremos seguridad en nuestras comunicaciones y datos.

El MRS rechaza este nuevo intento del gobierno de someter internet a su control y censura.

Todos debemos oponernos a esa pretensión que pone en riesgo otra de nuestras libertades ciudadanas.

Vea el texto completo de la ley en este vínculo