miércoles, 30 de septiembre de 2015

¡La tortilla por los cielos!


Hace unos días, los nicaragüenses nos tropezamos con que las tortillas, nuestro alimento básico, había elevado su precio y reducido considerablemente su tamaño.  No tardamos en conocer que el precio del maíz había subido más del doble de su precio, llegando a costar más de ochocientos córdobas el quintal. 

Rápidamente voceros gubernamentales han afirmado que se trata de un movimiento especulativo, pero lo que se sabe en el campo es que hubo malas cosechas por la sequía en zonas productivas importantes.

Actualmente los campesinos que no pudieron sembrar o quienes perdieron sus cosechas tienen serios problemas de ingresos y de suministros de alimentos.  Por otra parte, el resto de la población está sufriendo el encarecimiento de un producto esencial como el maíz y sus derivados.  Pero, el gobierno no atiende el clamor de los afectados, ni las propuestas que se hacen desde distintos sectores.

Desde el MRS hemos planteado que deben tomarse las siguientes medidas inmediatas: 
a. Declarar emergencia en las zonas que, a estas alturas, ya se sabe fueron severamente afectadas por la sequía.  Esta es una demanda que ya organizaciones como Cáritas han planteado también y que puede ser útil para gestionar ayuda a las familias afectadas.
b. Presentar el estimado de pérdidas de la cosecha de primera y la población afectada, entregando rápidamente ayuda de semillas e insumos mínimos para que quienes puedan aprovechar el ciclo de postrera lo hagan.
c. Proceder con la entrega de paquetes de alimentación en las zonas más severamente afectadas, sin discriminacion  política o de otra índole, atendiendo exclusivamente la necesidad de las familias.  El Minsa debe informar sobre el riesgo y daño nutricional en la niñez y las acciones para enfrentarlo.
d. Autorizar las importaciones de maíz necesarias para asegurar que baje su precio y el de las tortillas.
e. Elaborar y ejecutar un programa de acción para apoyar a los productores que están sufriendo los efectos de la sequía por segunda vez.
f) Elaborar e iniciar la ejecución de un programa de instalación de sistemas de riego para pequeños productores, en especial en el corredor seco. Esto incluye la asignación de fondos de emergencia del presupuesto nacional.
g) Las instituciones deben informar las previsiones sobre el comportamiento del invierno en los meses que quedan y emitir las recomendaciones adecuadas y oportunas a los productores.
h) Considerando que octubre es el mes de más lluvias, las municipalidades deben informar sobre los puntos más vulnerables a inundaciones para que las familias que habitan en esos sitios, puedan prepararse.

El MRS demanda al gobierno que actúe con responsabilidad y eficiencia frente a la situación que está presentando el mal invierno, eso incluye información transparente, planificación de acciones necesarias y su ejecución inmediata.