miércoles, 2 de septiembre de 2015

¡Un Ejército que sirva a Nicaragua, a todos los nicaragüenses!

Hoy dos de septiembre, en homenaje a la creación del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua (EDSNN), se conmemora el 36 aniversario de la fundación del Ejército de Nicaragua.

Es un buen momento para ratificar las aspiraciones del pueblo nicaragüense de contar con unas fuerzas armadas que estén consagradas a la defensa de la integridad territorial y la soberanía nacional.

Los nicaragüenses deseamos un ejército que se deba exclusivamente a la nación, que actúe en apego estricto de la Constitución Política y de las leyes, que promueva y respete los derechos humanos. 

En los últimos tiempos, el Ejército ha sido presionado para convertirse en una fuerza más al servicio de los intereses políticos de la familia Ortega en el poder y eso está deteriorando el respeto y desvirtuando la naturaleza de la institución.

Hemos podido ver como el Ejército ha sido utilizado para la intimidación y represión a los campesinos que se oponen al proyecto de canal interoceánico y se ha gestado la represión a la libre opinión de sus oficiales sobre asuntos no militares.

El despliegue militar en zonas montañosas y del Caribe en persecución de grupos armados, está provocando zozobra en las comunidades y entre las familias campesinas.  En lugar de contribuir a la seguridad, el Ejército se está convirtiendo en un factor más de inseguridad. 

Hoy más que nunca, el pueblo nicaragüense quiere un ejército profesional, apartidista y no deliberante que sirva al interés de todos los nicaragüenses por igual.  Volver a ser ese tipo de institución es el desafío y el imperativo que tiene el Ejército si quiere contribuir a la paz y a la construcción de una Nicaragua para todos y todas.

El MRS felicita a los hombres y mujeres que visten el uniforme militar con dignidad, decoro, vocación de servicio, compromiso con la nación entera y apego a la Constitución.