lunes, 29 de junio de 2015

¡Gracias maestras y maestros! Felicidades en tu día.





Felicitaciones a todas las maestras y maestros que hoy conmemoran su día, recordando al maestro y patriota ejemplar Emmanuel Mongalo que defendió la soberanía nacional contra los filibusteros de William Walker en 1855.

En el MRS, agradecemos en ustedes el tiempo y la pasión que han dedicado para educarnos, para forjar en nosotros valores de trabajo honrado, de solidaridad y amistad.  Les agradecemos que nos hayan llevado de la mano para aprender a leer y escribir, para formarnos como técnicos y profesionales de valía. 

Nicaragua necesita una educación de calidad y solamente puede lograrse si educadores y educadoras cuentan con condiciones materiales y didácticas para hacer su trabajo, si sus salarios reconocen la importancia de su labor, si son respetados en sus derechos y en su dignidad humana.

Es por eso que, equiparar el salario promedio de maestras y maestros al de sus pares en el resto de Centroamérica y proporcionar condiciones de trabajo dignas, es nuestro firme compromiso y decisión.  
El MRS demanda el pleno respeto a los derechos laborales y sindicales del magisterio, su calificación y capacitación continua.  Demandamos que cesen los despidos arbitrarios, el hostigamiento al liderazgo sindical y gremial, las reubicaciones por castigo, la manipulación politiquera de su trabajo.

La profesión magisterial debe ser tratada con la dignidad y el respeto que merece.  Maestras y maestros deben tener el derecho de participar en los debates sobre los valores de la educación, los programas académicos, las metodologías y los libros de texto. 

Maestras y maestros: desde el MRS, el día de hoy y cada día, les felicitamos y saludamos por su compromiso cotidiano, por su esfuerzo y su cariño, por su dedicación sin límites.  

29 de junio de 2015

domingo, 28 de junio de 2015

Inpunidad: la marca del gobierno.


El 22 de junio se cumplieron dos años del ataque, la golpiza y el atraco de que fueron víctimas un grupo de jóvenes cuyo delito era ser solidarios con las personas de la tercera edad que reclamaban una pensión reducida, demanda a la que finalmente el gobierno terminó por ceder.

Dos años después la Policía y la Fiscalía no presentan ninguna investigación sobre los hechos, a pesar que hay suficientes evidencias de que el violento asalto y robo fue realizado por efectivos orteguistas coordinados por altos funcionarios del gobierno y por oficiales policiales.

Es la impunidad.  El gobierno utilizó una política de terror para intentar doblegar a jóvenes con inquietudes sociales.  También la ha usado para controlar grupos rearmados, como apuntan las evidencias en el caso del bombazo en El Portal, Pantasma.

Igual puede decirse de las acciones de confiscación y enjuiciamiento contra el empresario Milton Arcia, diseñadas para decirles a los empresarios que no deben oponerse a los designios e intereses del poder político.

Las violaciones a los derechos humanos de los nicaragüenses realizadas por agentes del gobierno no son perseguidas, nunca se identifican culpables, ni autores materiales, ni intelectuales. 

La impunidad se manifiesta en todo. Es la bandera que levantan quienes desde las oficinas de aduana en el aeropuerto les roban sus pertenencias a turistas y nacionales, alegando
ilegalidades.  En gran escala, lo realizan oficiales aduaneros con las mercaderías de empresarios a quienes luego se les exige pagos adicionales por debajo de la mesa para "resolverles".

Esa es la misma impunidad la que protege a un oficial de policía acusado de violar a una detenida, que fue rápidamente eximido por la jefatura policial.  La misma que protege a quienes cometen actos de corrupción, pero disfrutan de la cobertura del poder establecido; la que ha hecho posible los fraudes electorales, el abuso corrupto con los fondos venezolanos, la imposición de una reelección presidencial prohibida por la Constitución.

Todas son expresiones de un poder que se cree absoluto para torcer y violar leyes y derechos, sin que pase nada, sin que haya castigo.

Por eso, el ejemplo de los jóvenes que recuerdan el ataque del 22 de junio y demandan justicia es el que debe movernos a cada nicaragüense.

Podemos acabar con la impunidad si cada uno de nosotros acusa en voz alta a quienes violan nuestros derechos.  Acabaremos con la impunidad exigiendo, demandando, luchando para que haya justicia, para que se haga justicia.

miércoles, 17 de junio de 2015

¡Alerta roja! La incapacidad del gobierno frente a las amenazas naturales

En las valoraciones mundiales sobre los efectos del cambio climático, Nicaragua está en los primeros lugares de la lista de países cuya vulnerabilidad es elevada.  Esa es una realidad conocida.

Sin embargo, año con año, la única acción "enérgica" del gobierno para gestionar el riesgo del país, es declarar "alerta roja" y hasta "alerta roja extrema" cuando ya pobladores y productores,  por lo general los más pobres, han sufrido daños severos en sus bienes, deteriorando más sus ya difíciles condiciones de vida.

Desde hace tiempo, hay abundantes estudios sobre las causas de las inundaciones sistemáticas y repetitivas de la ciudad de Managua. Hay decenas de propuestas de solución.  Pero, hasta ahora, ni el gobierno central, ni la alcaldía de la capital han actuado para enfrentar el problema desde sus raíces.  

Al contrario, el gobierno y la alcaldía han procedido en sentido inverso: en lugar de sembrar árboles de verdad en la cuenca sur de Managua, se han sembrado árboles de metal en planchas de concreto.

En lugar de evitar que la población se asiente en sitios inundables, el propio gobierno ha construido las "casas para el pueblo" en el peor de los lugares,  redamnificando a sus habitantes y botando la inversión realizada.

Al día de hoy, Prinzapolka se encuentra en "alerta amarilla" y dentro de poco también otras comunidades.  El año pasado, los municipios de la zona seca sufrieron los efectos de la sequía, que aún repercuten en la baja disponibilidad de agua segura para consumo humano.

Los productores del campo demandan que las instituciones informen sobre las previsiones del invierno a tiempo, de manera constante y con una buena difusión.  En respuesta, la vocera gubernamental es quien habla de si lloverá o no, en medio de un cúmulo de informaciones que nadie puede atender, ni retener.

Ocho años después de que Ortega se instaló en el poder, Nicaragua carece de un plan para gestionar el riesgo del cambio climático.

Hablamos de un plan que involucre a todo el país, al gobierno, la totalidad de las instituciones, las empresas, organizaciones de la sociedad civil, iglesias y comunidades, para prevenir, enfrentar y mitigar las consecuencias del cambio climático. 

Está claro que este gobierno ya mostró todo su arsenal de respuestas y evidencia una relevante incapacidad para gestionar circunstancias tan complejas como las actuales.

Así que cada vez que decreta una "alerta roja" debemos entender que está confesando su fracaso, luego de ocho años en el poder.

miércoles, 10 de junio de 2015

¿Por qué el gobierno no somete a consulta el proyecto del canal?

Hace unos días la empresa
Environmental Resources ManagementeNVIROMEN
Environmental Resources Management
Environmental Resources Management
Environmental Resources Management (ERM) hizo entrega al gobierno el Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS) sobre el proyecto de canal interoceánico.  El estudio se recoge en 14 volúmenes y más de 11,000 páginas.

Esta es una oportunidad para que el gobierno muestre las implicaciones integrales del proyecto de canal interoceánico que ha estado gestionando con la empresa china HKND a quien se han otorgado concesiones gigantescas.

Podría ser una oportunidad si el EIAS se pone de inmediato a disposición de los ambientalistas y la comunidad académica nacional e internacional interesada; de las comunidades que resultarían afectadas y del pueblo nicaragüense cuyos recursos han sido empeñados en esa obra.

La transparencia informativa puede contribuir a un debate de altura y provechoso para el país. 

¿Está dispuesto el gobierno a proveer de la totalidad de la información a toda la ciudadanía?

¿Está dispuesto el gobierno a tomarse el tiempo que sea necesario para escuchar lo que el pueblo nicaragüense, los distintos sectores sociales, tengan que decirle?

El gobierno ha esperado a la empresa HKND durante casi tres años para que muestre el dinero que se requiere para la construcción del canal.  Y ese dinero no ha aparecido, pero la siguen esperando pacientemente.

En consecuencia, puede perfectamente tomarse un período amplio y suficiente para una consulta popular, que no es un debate de ignorantes como peyorativa y ofensivamente dijo el presidente de la comisión del canal, Manuel Coronel K, sino una discusión interesada de los dueños del país, que somos todos y todas, no exclusivamente quienes están en el gobierno.

Las comunidades afectadas no han detenido su actividad de protesta.  La semana recién pasada los pobladores de Ometepe se movilizaron, expresando su respaldo al expropiado y procesado empresario Milton Arcia.

Esta semana, una delegación de académicos nicaragüenses y líderes comunitarios se encuentra en Costa Rica debatiendo con académicos ticos sobre el proyecto canalero.

El próximo sábado 13, una nueva movilización se realizará en la ciudad de Juigalpa.

Es un buen momento para que el gobierno reflexione y cambie su conducta.  Un buen primer paso sería poner a disposición de toda la ciudadanía, la totalidad de los resultados del Estudio de Impacto Ambiental y Social.

Ojalá así sea.